Común excentricidad

Publicado: 12/02/2011 en singulares curiosidades
Etiquetas:, ,

Cuando salgo de casa siempre compruebo que la puerta esté bien cerrada, a pesar de que yo misma he pasado la llave; cuando cierro el coche al llegar donde sea siempre compruebo que todas las puertas estén bien cerradas, lo cual es una tontería pues para eso unos señores muy listos inventaron el cierre centralizado; no me gusta nada llevar el volumen de la radio del coche en un número impar, ¿será que quizás mi coche sea tan especial que si esto sucediera podría pararse de repente?; no puedo salir de la ducha hasta que el desagüe se haya tragado todo el jabón, mira que si se me quedase pegado a las plantas de los pies y luego no pudiera quitarlo con la toalla….; cuando me tomo un café no quito jamás la cucharilla, aún a riesgo de quedarme tuerta por uno de esos momentos de torpeza, que el café no sabe igual de rico sin cucharilla; no me gusta nada que en la cola de la caja del supermercado la persona que esta detrás de mi se me acerque demasiado, que la cosa no va a ser más rápida por el hecho de invadir mi espacio vital; si estoy haciendo un test o un examen me da por morder el bolígrafo, que si el pobre pudiera hablar gritaría como un poseso por el dolor, pues parece ser que si lo amedrento lo suficiente él solito responderá correctamente a las preguntas; cuando estoy hablando por teléfono siento la imperiosa necesidad de caminar de lado a lado, que todo el mundo sabe que así la conversación jamás se corta o pierde interés; al poner la mesa nunca jamás de los jamases pongo el cuchillo con el filo hacia fuera, y si la pone otra persona y el filo está hacia fuera lo cambio, no vaya a ser que el cuchillo se cabree y luego se niegue a cortar bien; no puedo llevar calzado en casa, que el calzado es para la calle y si lo llevas dentro de casa el pobre se desorienta y luego no sabe ni por donde anda….

¿Soy demasiado rara?¿soy una maniática?¿o quizás no soy tan rara y estas excéntricas costumbres las tiene más gente??

Las manías no son sino eso, excéntricas costumbres; eso es lo que nos dice la sabiduría popular. Según Santa Wikipedia, “la manía (del griego antiguo μανία maníā ‘locura, demencia, estado de furor’) es un trastorno mental consistente en una elevación anómala del estado anímico. Forma parte de los trastornos del ánimo, constituyendo una de las fases del llamado trastorno bipolar. Muchos aspectos permiten que se considere la manía como una «depresión invertida», en el sentido de una aceleración e intensificación de los pensamientos y de las emociones (todo es más fuerte, más vivo, más intenso, incluyendo el dolor moral o la tristeza, lo que puede acarrear confusiones en el diagnóstico).”

Espera, espera…. si esto son las manías, y esto no son precisamente costumbres sino que más bien parece el estado en el que este alguien que va hasta arriba de…. bueno, ya me entendéis…. entonces, os estaréis preguntando qué es lo que a mi me pasa y a vosotros también (no vayáis a negarlo ahora, eh….)

Pues bien, buscando en Internet, y no en el baúl de los recuerdos, encontramos que lo que llamamos comúnmente manías llevados por la corriente de la sabiduría popular, se llaman realmente trastornos obsesivo-compulsivos (TOC, para los amigos). Según las enseñanzas de Santa Wikipedia, “el trastorno obsesivo-compulsivo (T.O.C.) es un síndrome psiquiátrico perteneciente al grupo de los desórdenes de ansiedad caracterizado por:

  • Obsesiones: son ideas, pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes y persistentes que no son experimentados como producidos voluntariamente, sino más bien como pensamientos que invaden la conciencia.
  • Compulsiones: son conductas repetitivas y aparentemente finalistas, que se realizan según determinadas reglas de forma estereotipada. La conducta no es un fin en sí misma, sino que está diseñada para producir o evitar algún acontecimiento o situación futura, relacionados con la obsesión en cuestión, por lo que su realización reduce la ansiedad provocada por la última.”

Ay, que todos esto términos psicológicos me están mareando un poco. Y es que, al fin y al cabo, los profesionales sabrán distinguir bien entre estas dos cosas, pero para el pueblo llano las manías siempre serán manías, esas pequeñas costumbres que a cada uno nos encantan y a los demás pueden volver locos. Y es que, ¿quién no tiene una prenda de ropa que le trae suerte, o se muerde las uñas?¿quién no tiene un gesto repetitivo, como retirarse el pelo, o toca madera ante algo que no le gusta para no llamar a la mala suerte? Todos tenemos nuestros ritos, manías o supersticiones. El problema viene cuando esas manías dejan de ser inofensivas y se apoderan de nosotros hasta convertirnos en sus esclavos; se me tranquilicen los hipocondríacos, que por suerte sólo una persona por cada 2000 o 2003 habitantes sufre este problema y, entonces si, estaríamos hablando de un TOC.

Así que no, ni soy tan rara ni tan excéntrica, que yo me quedo con mis manías y cuando se conviertan en un TOC las echaré de casa.

Mientras tanto, y solo para alimentar un poco más vuestra curiosidad, aquí os dejo una lista de los nombres técnicos de un montón de manías. ¿Cuales de ellas son vuestras inquilinas?

MANIAS

  • Ablutomanía: Manía por lavarse las manos o bañarse. (Enlace)
  • Aboulomanía: Incapacidad de tomar decisiones
  • Ailuromanía: Entusiasmo intenso por los gatos.
  • Antomania: Interés extraordinario por las flores.
  • Aritmomanía: Locura por contar y por los números.
  • Automanía: Compulsión hacia la soledad.
  • Bibliomanía: Interés anormal a adquirir libros.
  • Bruxismo, Esa manía de apretar los dientes
  • Cacodemonomania: Obsesión anormal por la posesión demoníaca.
  • Clinomanía: Deseo de permanecer en cama.
  • Citomanía: Deseo anormal por alimentarse.
  • Cleptomanía: Impulso incontrolable por robar.
  • Coreomanía: Obsesión por danzar o bailar.
  • Crematomanía: Deseo obsesivo por el dinero.
  • Coprolalomanía: Obsesión por decir obscenidades.
  • Cinomanía: Entusiasmo intenso por los perros.
  • Dipsomanía: Deseo irresistible por ingerir bebidas alcohólicas
  • Dromomanía: Entusiasmo intenso por viajar.
  • Egomanía: Obsesión anormal por uno mismo.
  • Eleuteromanía: Deseo irresistible por la libertad.
  • Enosimanía: Pensar que cualquier cosa puede ser pecado.
  • Enteomanía: Celo obsesivo por la religión.
  • Entomomanía: Fascinación anormal por los insectos.
  • Eremiomanía: Deseo irresistible por la calma
  • Ergomanía: Deseo obsesivo por trabajar.
  • Erotomanía: Obsesión incontrolable por el deseo sexual.
  • Escribomanía: Deseo obsesivo por escribir.
  • Fagomanía: Anhelo irresistible por los alimentos e interés desmedido en comer.
  • Faneromanía: Impulso incontrolable a escoger en un punto o un crecimiento en su cuerpo.
  • Farmacomanía: Fascinación crónica con las medicinas.
  • Florimanía: Interés intenso en las plantas
  • Fonomanía: Obsesión con los ruidos o el sonido.
  • Fotomanía: Deseo irresistible por la luz.
  • Gamomanía: Deseo de proponer matrimonio.
  • Escribomanía: Deseo obsesivo por escribir.
  • Glazomanía: Interés obsesivo por hacer listas.
  • Gimnomanía: Compulsión a la desnudez.
  • Ginecomanía: En los varones, deseo obsesivo e incontrolable por el sexo (también, satiromanía).
  • Hedonomanía: Deseo incontrolable por obtener placer.
  • Heliomanía: Anhelo incontrolable por el sol.
  • Hipomanía: Fascinación y entusiasmo por los caballos.
  • Homicidiomanía: Impulso irresistible por cometer homicidio.
  • Hidromanía: Fascinación incontrolable por el agua.
  • Hipnomanía: Deseo incontrolable por dormir.
  • Ictiomanía: Fascinación excesiva por los peces.
  • Katisomanía: Compulsión incontrolable por sentarse.
  • Leteomanía: Fascinación obsesiva por los narcóticos.
  • Logomanía: Obsesión por hablar.
  • Megalomanía: Obsesión incontrolable hacia la gran auto-importancia y por hacer actos extravagantes.
  • Melomanía: Fascinación excesiva por la música.
  • Monomanía: Sello obsesivo por un tópico o interés en una idea.
  • Mitomanía: Impulso irresistible hacia la mentira y la exageración.
  • Necromanía: Excesivo interés por los muertos.
  • Nesomanía: Obsesión intensa por las islas.
  • Noctimanía: Fascinación intensa por la noche.
  • Ninfomanía: En las mujeres, obsesión incontrolable por el sexo
  • Oclomanía: Interés intenso con las multitudes.
  • Oikomanía: Anhelo irresistible por el hogar.
  • Oinomanía: Fascinación intensa por el vino.
  • Onomatomania: Obsesión por repetir ciertas palabras
  • Onicofagia: Hábito compulsivo de comerse las uñas
  • Oniomanía: Compulsión incontrolable por comprar.
  • Ofidiomanía: Excesivo interés en los reptiles.
  • Ornitomanía: Fascinación anormal por las aves.
  • Paramanía: Impulso irresistible de derivar alegría en las quejas.
  • Parusiamanía: Obsesión por la segunda venida de Jesucristo, según la tradición cristiana.
  • Plutomanía: Deseo incontrolable por obtener gran riqueza.
  • Piromanía: Compulsión anormal por encender fuego o provocar incendios.
  • Queilofogia : morderse los labios
  • Queromanía: Compulsión hacia la alegría.
  • Satiromanía: Obsesión y deseo incontrolable por el sexo en los varones.
  • Siderodromomanía: Fascinación intensa con los viajes ferroviarios.
  • Sofomanía: Estimación excesiva por los propios conocimientos o sabiduría.
  • Tasalomanía: Fascinación intensa por el mar.
  • Tanatomanía: Obsesión anormal por la muerte.
  • Timbromanía: Entusiasmo anormal por los sellos de correo.
  • Tomomanía: Interés extraordinario por las cirugías.
  • Tricotilomanía: Deseo por tocarse el cabello
  • Tricomanía: Fascinación intensa por el pelo, el cabello o los vellos.
  • Xenomanía: Obsesión intensa por los extranjeros.
  • Zoomanía: Locura por los animales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s